Consigue una cola de caballo de lo más chic y a la moda de manera sencilla.     


01    
Lávate el cabello con la gama de TRESemmé 24 Horas Extra Volume y deja que se seque solo. A continuación, péinalo con un cepillo grande y redondo, pero no insistas demasiado para no perder el cuerpo.   
02    
Divide tu pelo en dos partes horizontales y carda la parte de la coronilla empezando por las puntas. Cuando consigas que quede abultado (cuanto más, mejor), cubre esta parte con la laca Cuidado Clásico Fuerte.   
03    
Divide de nuevo la parte superior en mechones y cepíllalos con cuidado, colocándolos hacia atrás para ir formando la coleta.

04    
Ata el resultado con una gomita elástica y alisa la cola de caballo con la mano para evitar los bultos rebeldes. Aplica un poco de Tratamiento Regenerador de Puntas en la parte final de la coleta para dar unidad, brillo y protección en las puntas del cabello.